Galletas de Jengibre para niños 2 Diciembre, 2015 – Posted in: mituqui

Parece mentira pero ya estamos en diciembre y a juzgar por todas las decoraciones navideñas en las calles y escaparates, con la Navidad a la vuelta de la esquina. Por suerte, pasamos mucho tiempo al día con nuestras (+2) pero ahora que hace frío y bajar al parque a que gasten energías es una tarea complicada hay que buscar otras opciones de entretenimiento para que no se suban por las paredes. ¿Qué mejor que ponernos a hacer algo rico y divertido? Hemos pasado unos momentos geniales preparando esta receta de galletas de jengibre para niños y… no tan niños, muy típicas de estas fechas, y que son estupendas para hacer con los peques y pasar una tarde muy divertida. ¡Vamos a ello!

Necesitarás los siguientes ingredientes para unas 60 galletas:
225 g de mantequilla
200 g de azúcar (nosotras hemos utilizado azúcar moreno)
300 g de miel de caña o melaza
1 huevo
500 g de harina
1 cucharadita de sal
1 ½ cucharaditas de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de canela en polvo
2 cucharaditas de clavo de olor molido
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de nuez moscada molida
Cortadores de galletas variados

Estos son los pasos para prepararlas:
Ponle a los niños un delantal o ropa que no te importe en absoluto que se ensucie porque acabarán, como poco, hasta arriba de harina.

En un cuenco, bate la mantequilla y el azúcar con la ayuda de una batidora o robot de cocina hasta que quede bien ligado. A ellos les encantará echar los ingredientes y darle al botón. Si no tienes puedes utilizar unas varillas metálicas…así harás bíceps ;-).

cómo hacer galletas de jengibre para niños

Después, añade a la mezcla la miel y el huevo y vuelve a mezclar. Puedes hacerlo en un cuenco aparte y dejar que los peques casquen el huevo y remuevan con una cuchara.

En otro bol, mezcla bien la harina con el resto de ingredientes y luego combina con la mezcla ya preparada hasta que esté suave. Cubre y mete la masa en la nevera durante al menos una hora. Y ahora estarás pensando, y ¿cómo le digo a los niños que tienen que esperar una hora antes de poder terminar? Nuestro consejo es que tengas ya preparada y refrigerada la mitad de la mezcla (u otra ración entera si en casa sois un poco cookie monsters) y así ellos participan de todo el proceso sin interrupciones.

Precalienta el horno a 180ºC y coloca papel de horno en la bandeja.  Coge la masa de la nevera y extiéndela en una superficie ligeramente enharinada. Utilizar el rodillo a ellos les encanta aunque casi siempre acabarán amasando con la mano. Por eso, conseguir que la masa tenga el mismo espesor será tarea más que difícil (½ centímetro sería lo ideal).

Cómo hacer galletas de jengibre para niños

Y llegamos al momento que más les suele gustar…el de cortar con las diferentes formas de los cortadores de galletas.
Después sólo hay que colocar las galletas en la bandeja y hornear durante unos 10 minutos en el horno precalentado, hasta que estén doradas. Deja que se enfríen durante 10 minutos en la bandeja y después pueden terminar de enfriarse en cualquier otro plato o bandeja intentando mantener lejos las manitas que seguro intentarán coger una.

La cocina quedará como si hubiese pasada por ella un elefante pero ¿no os parece que unas ricas galletas de jengibre para niños son un plan estupendo para pasar una tarde de lluvia o frío? ¿Quién se atreve?