El perfecto cambiador para bolso 16 Noviembre, 2015 – Posted in: mituqui

Una de las primeras cosas que cambian cuando tienes hijos es la manera en la que visitas los restaurantes…el trato, la decoración, las vistas… se convierten en algo secundario frente a si el baño tiene o no cambiador para bebés o cualquier superficie susceptible de convertirse en uno. Superficies que…digámoslo así, no son el mejor sitio para apoyar el precioso culito de nuestro bebé (aunque esté de caca hasta arriba). Por eso, uno de los imprescindibles en tu vida como madre/padre será un cambiador para bolso y así poder cambiar a tu bebé allá donde vayas.

Así que Nayra y yo decidimos que no podía faltar entre los productos mituqui y nos pusimos manos a la obra con el diseño. Debía ser, como todos nuestros artículos, sencillo, útil y por supuesto, tener el toque mituqui especial.

Si alguna vez has venido a vernos a algún mercado y has preguntado por nuestros arrullos, seguro que te hemos contado que después podrás utilizarlo como cambiador, por eso no veíamos mejor punto de partida que ese. Pero al tratarse de un cambiador para bebé portátil, tenía que ser más pequeño. Debía tener el tamaño perfecto para que cerrado cupiese en un bolso de tamaño medio pero que desplegado cubriese sin problemas desde la cabeza al culete de nuestro peque en todo el tiempo de uso del pañal.

Cambiador de bolso para bebe

Como muchos de nuestros productos, está confeccionado con rizo de algodón 100% y por supuesto con las bonitas telas estampadas que con tanto mimo elegimos. Pero como sabemos que en el momento cambio, a veces, hay escapes, (sobre todo los primeros meses) le hemos puesto una capa impermeable en el interior para que, si esto ocurre, no haya ningún problema en volver a meter el cambiador portátil en el bolso.

Otra de nuestras prioridades en el diseño era que se guardara con facilidad, porque, como ya os contamos aquí, las visitas al cambiador no son siempre el momento más relajado del día y cuanto más rápido, ¡¡mucho mejor!! Así que, no tendrás más que doblarlo por la mitad, seguir las costuras que te servirán de guía para plegarlo y rodearlo con la cinta de cierre.

Y una vez cerrado tiene prácticamente el mismo tamaño que nuestra pañalera, así que, dentro del bolso no te ocuparán mucho espacio y cuando vayas al baño podrás llevar las dos cosas cómodamente en una sola mano. Además, combinados hacen un regalo perfecto para unos recién estrenados papás.

Así que, tanto si ya tienes un bebé, pero te falta un buen cambiador de bolso o si estás buscando hacer un regalo original, corre a nuestra tienda y elige el modelo que más te guste porque las unidades son muy limitadas.