COLECCIÓN PARA NIÑA MORI 9 mayo, 2016 – Posted in: mituqui

Como lo prometido es deuda, hoy os traemos el segundo post sobre todo lo que nos inspira para crear nuestras colecciones. La última vez os contábamos todo sobre nuestra colección más primaveral, Hana. Pues hoy vamos al extremo opuesto y vamos a hablaros de nuestra colección de ropa para niñas más otoñal: Mori.

Seguramente os habréis dado cuenta que nuestra principal fuente de inspiración es la naturaleza. Algunas veces para elegir los estampados nos basamos en conceptos más amplios o ambiguos, otras veces partimos de ideas más específicas que luego reinterpretamos.

Mori significa bosque en japonés. Pensar en el otoño, el punto de partida de nuestra colección de ropa para niñas, nos remite al concepto de bosque. Nos hace pensar en lo que en Japón se conoce como momiji, la época en la que las hojas de los árboles cambian de color. Y que mejor lugar para apreciar esto que en un bosque de árboles de hoja caduca. El otoño lo relacionamos con árboles y hojas: árboles con hojas secas, hojas que caen, hojas de diferentes colores, lluvia de hojas.

Ropa para niña Mori

Y si hay algo más que nos trasmite el otoño es tranquilidad, la tranquilidad de escuchar la lluvia caer, de estar en casa leyendo un libro, tomando una taza de té acurrucados bajo la manta… La serenidad que transmite la lluvia es indescriptible, y muchas veces no lo percibimos por el ajetreo que llevamos a diario. El otoño no es la estación preferida de muchos, pero es sin duda la estación idónea para disfrutar de la calidez del hogar y de la familia, la misma calidez que intentamos transmitir en nuestra colección más otoñal.  Si tuviésemos que conjugar el otoño en una sola imagen sería el estampado de Mori: lluvia y hojas que caen, representan el fin de un ciclo, un cierre.

ropa para niña Mori

Si asociamos un sabor a nuestra colección, sería sin duda el suave sabor de unos macarons o de una tarta de zanahoria acompañada de una taza de té. Si pudiésemos transportaros a un momento específico, sería, sin pensarlo dos veces, el amanecer de un domingo de lluvia, en una casa de madera en el medio de un bosque, con el fuego encendido, aroma a lavanda y a castañas asadas que llegan de la cocina, una buena taza de té, un buen libro y el musical tintineo del agua de lluvia sobre los tejados de la casa.

¿Y a vosotras, que os transmite nuestra colección para niña Mori?

Y como ya hicimos con nuestra colección para niña Hana, durante una semana, podéis disfrutar de un descuento del 20% en todos los productos de la colección Mori.

¡No os lo perdáis!