El albornoz infantil más chic 8 Diciembre, 2015 – Posted in: mituqui

Siempre me ha gustado saber un poco más de la historia que hay detrás de las cosas e incluso imaginarme a la persona o personas que lo idearon por primera vez. Y esa es también la razón por la que empezamos a escribir este blog, para salvar la distancia 2.0 y poder contaros todo lo que hay detrás de nuestros diseños, de nuestra manera de hacer y que nos conozcáis un poquito más. Hoy queremos contaros la historia de nuestro producto estrella y el sello de identidad de nuestra marca, el kimono, un albornoz infantil muy especial.

Nació en Madrid hace unos años por estas fechas, en mi casa, con un trozo de tela que había servido de cabecero de mi cama durante mucho tiempo. Aquel primer quimono, que guardo con mucho cariño, tardó poco en hacerse mayor y gracias a familia y amigos aquellas Navidades ya se convirtió en un regalo muy original. Y así, sin saberlo y antes incluso de que mituqui existiese, este fue su primer diseño.

Albornoz para niños

Como ya os contábamos aquí, lo que intentamos es rediseñar de manera original clásicos para niños y bebés. Y eso son nuestros kimonos, una revisión muy especial de un clásico albornoz infantil. Cuando nació el primero yo aún no era madre pero sí tía y ya había comprobado que vestir a los peques no es tarea fácil. Tenía que ser una prenda muy fácil de poner, por eso sus mangas son anchas y arrancan casi en la cintura. También debía ser una prenda cómoda de llevar para ellos, que no paran quietos ni un segundo. Así que, nuestros quimonos están diseñados con un largo que les llega poco más abajo del culete y así pueden moverse a su antojo y con el largo de manga justo para que sus manos libres puedan tocarlo TODO. Y de esta manera, aunque al principio les esté un poquito grande, nunca les molestará para caminar y una vuelta de manga les quedará muy graciosa.

Como albornoz puedes usarlo para después del baño en casa o para ir a la piscina. A mi (+1) le encanta llevarlo y ser la más elegante al salir de clase. Y es en ese momento cuando yo agradezco que sea tan fácil de poner porque sale tan contenta que sólo quiere salir corriendo por todas partes. Y aunque aquel primer quimono fue pensado sólo como albornoz, con nuestra propia experiencia y sobre todo la de nuestros clientes, nos hemos dado cuenta de que es también una preciosa bata para estar en casa. Yo reconozco que soy privilegiada y tengo 2.

Ahora mismo puedes encontrarlo en tallas desde 12 meses hasta 3 años pero… ¡SORPRESA! ampliamos tallas y muy pronto los encontraréis también en tallas para 4 y 5 años.

Así que, si estás buscando un bonito y sobre todo original regalo estas Navidades para un peque muy especial, no olvides de poner uno de nuestros quimonos en tu carta para Papá Noel o los Reyes Magos.

KIMONOS INFANTIL